¿Qué categoría de productos distingue la normativa MiFID II?

¿Qué categoría de productos distingue la normativa MiFID II?

Tras la entrada en vigor de la directiva MiFID II, los bancos y entidades financieras se han visto obligados a tener que informar tanto a sus clientes como a sus potenciales clientes sobre los instrumentos financieros que estos ofrecen.

El objetivo de que los bancos pongan a su disposición esta información no es otro que fomentar que puedan conocer con detalle los productos financieros y tomar sus propias decisiones on respecto a las inversiones que vayan a realizar.

¿Sabemos qué organismo vela para que se cumpla la normativa MiFID II? la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) es la encargada de supervisar y sancionar a todos los bancos y entidades que no cumplan con estos nuevos procesos y obligaciones.

Existen diferentes productos sujetos a la normativa MiFID II. Por eso, en este post de W&K Financial Education te mostramos cuáles son, además de recordar las categorías de clientes que establece dicha directiva.

Antes de entrar en materia, vamos a recordar en qué consiste exactamente la normativa MiFID II:

El 3 de enero de 2018 la normativa MiFID (Markets in Financial Instruments Directive) fue actualizada por la nueva normativa MiFID II, una regulación o marco regulatorio que abarca a todos los mercados financieros europeos, con la finalidad de establecer una normativa generalizada y homogénea. 

Clientes según MiFID II, ¿cómo se clasifican?

Con la entrada en vigor de la Ley 47/2007 los clientes de las distintas entidades financieras y bancarias comenzaron con la clasificación de clientes según MiFID II:

  1. Clientes minoristas. Este tipo de clientes engloba a todos aquellos que no tengan un perfil profesional, es decir, aquellos que no sean ni clientes profesionales, ni contraparte elegible.
  2. Clientes profesionales. Los clientes profesionales cuentan con conocimientos, experiencia y están altamente cualificados para tomar sus propias decisiones en lo que a sus inversiones y riesgos se refiere.
  3. Contraparte elegible. Por último, los contraparte elegible son los clientes que tienen un mayor conocimiento, capacidad y experiencia financiera.

New call-to-action

Tipos de productos sujetos a la normativa MiFID II

Según la normativa MiFID II, que entró en vigor el 3 de enero de 2018, existe realizar una clasificación sobre los productos de inversión que se pueden clasificar como: productos complejos y no complejos. Esta distinción es muy relevante. Exactamente, ¿en qué se diferencian unos de otros?

Productos MiFID II No Complejos

Los productos no complejos son aquellos que cumplen cuatro características determinadas:

  1. Existe la posibilidad de reembolso del producto a precios conocidos por el público. Es decir, es fácil conocer el valor de este tipo de productos en cualquier momento.
  2. Existe información pública, completa y comprensible para el inversor minorista, sobre las características del producto.
  3. No son productos derivados, no se basan en el precio de otro activo.
  4. El inversor no puede perder un importe superior a lo que invirtió inicialmente,  por lo que este nunca perderá su inversión inicial.

La normativa MiFID II distingue una serie de productos no complejos como:

  • Acciones y otros valores negociables. Estos productos no complejos son todos aquellos activos que se compran y se venden en los mercados bursátiles y de emisión. 
  • Fondos de inversión. Conocidos también como Instituciones de Inversión Colectiva (IIC), engloban las aportaciones de varios ahorradores que ceden a sus gestores profesionales la toma de decisiones sobre sus inversiones y patrimonio. 
  • Bonos y Obligaciones. Son emisiones propias de renta fija pública y de renta fija privada emitidos por entidades y empresas privadas que buscan financiación. 
  • Letras del Tesoro o Pagarés. Se caracterizan por ser valores de renta fija a corto plazo y son representados a través de anotaciones en cuenta.

 

New call-to-action

 

Además, independientemente de los productos no complejos, la directiva MiFID II considera que son Productos No MiFID, es decir, productos bancarios, a todos aquellos como:

  • Cuentas corrientes.
  • Planes de pensiones.
  • Medios de pago.
  • Cheques.
  • Préstamos.
  • Depósitos o cuentas de ahorro.

Productos MiFID II Complejos

Este tipo de productos se caracterizan por no cumplir con todas o alguna de las características anteriores que representan a los productos no complejos. Estos productos pueden llegar a suponer mayor riesgo para el inversor y suelen contar con menor liquidez. En otras palabras, es más complicado detectar el riesgo que llevan asociado. 

Entre los productos que engloba MiFID II como complejos los que más destacan son los productos derivados, cuyo valor se basa en el precio de otro producto o activo. Dentro de los derivados encontramos distintos productos como pueden ser:

  • Futuros. La cotización de los productos derivados futuros varía en función del activo subyacente. 
  • Swaps. El valor de este tipo de productos derivados depende de otro. Los Swaps se materializan en contratos que suponen un efecto distinto en función de lo que suceda con el valor del que derivan.
  • Warrants. Son aquellos productos que se cotizan en Bolsa y ofrecen la posibilidad de apalancar una inversión reducida sobre una gran variedad de activos.

 Sin embargo, existen otros productos complejos que no tienen por qué ser derivados:

  • Bonos convertibles. Aquellos que pueden convertirse en acción. 
  • Participaciones preferentes. Las emisiones de deuda perpetua que no tienen plazo definido y cuentan con poca liquidez. 
  • Fondos libres de inversión. Suponen la adquisición de cualquier tipo de activo financiero. 

Ahora que ya conoces qué categorías de productos distingue la normativa MiFID II, en W&K Financial Education te ofrecemos la posibilidad de llevar a cabo tu formación continua 100% online con Recertify, destinada a los profesionales del sector financiero que tienen que cumplir con las horas anuales necesarias. 

Accede a nuestra página web para obtener más información, ¡estaremos encantados de ayudarte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on xing
Share on telegram