Todo lo que debes saber sobre los mercados financieros

Todo lo que debes saber sobre los mercados financieros

¿Sabías que los mercados financieros están considerados el motor de la economía y el comercio a nivel global del último siglo?

Un espacio donde se llevan a cabo negociaciones sobre valores o activos financieros entre los distintos agentes económicos, eso es un mercado financiero, y su función principal es ser el intermediario final entre compradores y vendedores.

Todo mercado financiero funciona a través de la ley de la oferta y la demanda, que tiene como objetivo unir a personas que solicitan recursos financieros con aquellas que cuentan con ellos.

Desde W&K Financial Education, HUB de contenidos de formación digital del sector financiero y de inversión, te explicamos qué son los mercados financieros, qué tipos existen y cuáles son sus respectivas funciones del mercado financiero. Si eres asesor financiero o pretendes serlo, ¡este post te interesa!

New call-to-action

 

Qué son los mercados financieros y para qué sirven

Podemos definir los mercados financieros como: un espacio virtual o físico, que se utiliza para comprar, vender o intercambiar activos financieros entre agentes económicos y en los cuales se marcan los diferentes precios de estos activos. Estos últimos, los activos financieros, son un instrumento que ofrece a cada uno de sus compradores el derecho a recibir unos ingresos en el futuro de los vendedores.

Los mercados financieros tienen el objetivo de dirigir o encauzar correctamente tanto a empresas como a individuo hacia la inversión y el ahorro. De esta forma, se consigue que los inversores obtengan una buena remuneración al prestar su dinero y las compañías dispongan de dicho dinero para poder invertirlo.

Siguiendo estos criterios, podemos deducir que las funciones principales de los mercados financieros son las siguientes:

  1. Poner en contacto a las personas que quieran invertir en los mercados financieros.
  2. Aportar cierta liquidez a cualquier tipo de activo financiero.
  3. Establecer y marcar un precio oportuno a cualquier activo.
  4. Reducir costes y plazos de intermediación facilitando así una mayor circulación de los activos financieros.

Ahora bien, ¿qué características tienen los mercados financieros?

Su principal característica es la amplitud, es decir, un mercado financiero es cada vez más intenso cuanto mayor sea su volumen de activos. Otra de sus peculiaridades es la transparencia, ya que permiten obtener con cierta facilidad información sobre cada mercado financiero. Además, también podemos hablar de la flexibilidad y comodidad para la rápida actuación por parte de los agentes; y, por último, de la libertad, ya que no existan apenas barreras para la compraventa.

 

Tipos de mercados financieros y sus funciones

Los mercados financieros no son lugares vacíos y estáticos, sino que están compuestos por todos los individuos que se encargan de intercambiar activos financieros. Todos los mercados financieros que existen comparten una misma característica: pueden ser espacios físicos y virtuales. 

Los distintos tipos de mercados financieros pueden clasificarse por activos, mercados, fases de negociación, autoridades, grado de formalización, etc. Sigue leyendo para descubrir más en profundidad cada uno de estos tipos:

 

En función de los activos negociados

  • Mercado monetario. Se trata del conjunto de mercados donde se intercambian los diferentes activos financieros que se producen en el corto plazo. Este tipo de mercado monetario se puede dividir en tres mercados:
    • De activos empresariales, donde destacan los pagarés de empresa, es decir, un documento de crédito que incorpora una obligación de pago.
    • De deuda pública, el mercado donde se negocia la deuda pública que emite el Tesoro de cada país.
    • Interbancarios, aquí se llevan a cabo operaciones de crédito y préstamos mediante swaps, depósitos o derivados, por ejemplo.
  • Mercado de capitales. Este tipo de mercados financieros son aquellos a los que llegan los agentes del mercado con el fin de financiarse a medio-largo plazo. También pueden dividirse en:
    • De renta variable, mercados donde se negocian las acciones de bolsa.
    • De renta fija, en los que se negocian títulos de renta fija como letras o bonos, entre otras cosas.
    • De derivados financieros, aquí se negocian productos financieros que tienen implícito otro tipo de activos, ya sea financiero como no financiero.

 

En función del mercado

  • Mercado directo. Entendemos el mercado directo en el cual se produce un intercambio de acciones o títulos entre el comprador y el vendedor, sin intervención de agentes especializados.
  • Mercado intermediario. A diferencia del mercado directo, en el mercado financiero participa al menos un intermediario financiero.
  • Mercado de subastas. El mercado de subastas suele darse en la bolsa, cuando el mecanismo se encuentra centralizado y a cargo de publicaciones de órdenes de compraventa.

 

En función de la fase de negociación de activos financieros

  • Mercado primario. Entendemos un mercado como primario cuando el valor de cada intercambio de activos es de nueva emisión.
  • Mercado secundario. En este caso, y a diferencia del mercado primario, el mercado secundario se basa en un intercambio sobre activos financieros ya existentes.

 

En función de las autoridades

  • Mercado libre. Este mercado aparece cuando el importe de cada precio es acordado entre el comprador y el vendedor.
  • Mercado regulado. A diferencia del mercado libre, en el mercado regulado existe una autoridad que regula tanto el precio como el volumen de los activos financieros.

 

En función del grado de formalización

  • Mercados organizados. Este tipo de mercados están controlados por una cámara de compensación. Dentro de los mercados organizados encontramos:
    • Mercados de futuros, donde se negocian los contratos de compraventa de bienes concretos.
    • Mercados de opciones financieros, que suponen un contrato de compraventa de un activo subyacente o activo financiero sobre el que recae el valor de referencia de otros derivados financieros.
  • Mercados no organizados (OTC). Los OTC carecen de regulación, en ellos los inversores llegan a acuerdos bilaterales sobre sus transacciones, llevando a cabo acuerdos de colateral con contrapartida o neto.

 

Ahora que ya conoces más sobre mercados financieros, para qué sirven y los tipos que existen, desde W&K Financial Education te recomendamos que, si quieres ejercer como asesor financiero o necesitas recertificarte para poder seguir ejerciendo, le eches un vistazo a nuestro programa con la acreditación TFA, en la cual reunimos todo el temario avalado por CNMV y MiFID II.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on xing
Share on telegram