Guía para entender la Rentabilidad por Dividendo

Guía para entender la Rentabilidad por Dividendo

Cuando hablamos de finanzas, uno de los conceptos que más se escucha en este sector es el “indicador de la rentabilidad por dividendo”, que señala la cantidad de capital que obtendremos en relación con la inversión que hemos realizado.

Este ratio financiero es el más utilizado por analistas, inversores o banqueros que buscan valorar una acción financiera concreta. Las compañías o instituciones que cuentan con una rentabilidad por dividendo elevada están muy bien consideradas, ya que son empresas con cierta estabilidad económica que reparten sus beneficios entre los accionistas de la empresa.

En este post de W&K Financial EdTech, HUB digital de contenidos para asesores financieros, te ayudamos a entender qué es la rentabilidad por dividendo o Dividend Yield (DY), cuáles son sus principales características y cómo podemos calcularla. ¡Sigue leyendo!

New call-to-action

En qué consiste la rentabilidad por dividendo

El dividendo rentable, también conocido como rendimiento por dividendo, indica “la cantidad de capital que se recupera de la inversión con el reparto de los dividendos. Se trata de una de las fuentes de rentabilidad que tiene un accionista, mientras que la otra es la subida de valor de la acción”.

Los dividendos son una de las formas de conseguir ciertos rendimientos a través de la compra de acciones. Este concepto ayuda a medir y conocer la productividad de la inversión, que la empresa reparte entre sus accionistas. Algunas de las características de la rentabilidad por dividendo son las siguientes:

  • Es un indicador que cambia continuamente en función de la cotización de la empresa.
  • Si el precio de la cotización aumenta, también lo hará la rentabilidad de la empresa por la plusvalía que añade y con la que ya cuenta por dividendo.
  • Cuanto más barata compremos una acción, mejor será la rentabilidad por dividendo.

 

De esta manera, el rendimiento por dividendo también ofrece, junto con el pay-out, información adicional sobre si una empresa reparte los beneficios entre sus diferentes grupos de accionistas. Esto conlleva una serie de ingresos periódicos, independientemente de cómo pueda llegar a comportarse el valor en el mercado bursátil. Además, si la junta de accionistas está de acuerdo, los beneficios obtenidos pueden destinarse a reservas.
La rentabilidad por dividendo es mayor si mantiene el mismo reparto y si su valor cae en bolsa. De hecho, los inversores suelen fijarse en este indicador cuando el mercado está en plena especulación. Con la crisis de 2008 y por temor a nuevas caídas, muchos accionistas se fijan cada vez más en la rentabilidad por dividendo antes de realizar cualquier inversión.

 

Cómo calcular la rentabilidad por dividendo

El dividendo rentable es un indicador que se calcula como el cociente entre el dividendo por acción (DPA) y el precio de mercado de dicha acción (cotización). Finalmente se multiplica por 100, midiéndose así en porcentaje.

Guia para entender la Rentabilidad por Dividendo 1

Como hemos mencionado anteriormente, las compañías que disponen de una rentabilidad por dividendo mayor suelen tener mejores oportunidades a la hora de comprar acciones de dicha empresa, ya que los inversores se decantan por acciones que van a implicar un dividendo asegurado. Ejemplo de este tipo de empresas son las que operan en los mercados eléctrico, financiero o energético, por ejemplo.

Pongamos un ejemplo para entender mejor la rentabilidad por dividendo:

Supongamos que el precio de mercado de la acción de una empresa es de 80 euros. Además, esta misma compañía ha pagado un dividendo por acción de 3 euros a lo largo de todo el año.

Guia para entender la Rentabilidad por Dividendo 2

Según la fórmula, podemos interpretar que la rentabilidad por dividendo de esta empresa será del 3,75%.

Ahora que ya conoces las características generales del indicador de rentabilidad por dividendo, en W&K Financial EdTech te damos también la posibilidad de inscribirte en nuestro programa Technical Financial Advisor (TFA), donde encontrarás contenido y referencias específicas a la rentabilidad por dividendo.

Gracias a esta certificación, los asesores financieros podrán ejercer sus diferentes labores de asesoramiento, gestión y administración estando acreditados y siempre de acuerdo con la normativa MiFID II y la CNMV.

Para más información sobre el Programa TFA, haz clic en este enlace o contacta con nosotros.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on xing
Share on telegram

Añadir dirección

España

Inicia sesión en tu cuenta