El pay-out de una compañía, ¿qué es?

El pay-out de una compañía, ¿qué es?

Uno de los datos que más valoran los inversores a la hora de adquirir acciones de una compañía es la política de dividendos, además de las posibles plusvalías generadas por su revalorización en el mercado. El pay-out de una empresa es el porcentaje de los beneficios que esta compañía destina al pago de sus dividendos.

Debemos tener en cuenta que el pay-out no tiene relación con la apreciación de las acciones que compra una empresa, sino que este ratio tiene relación con el dinero que la compañía gana y la cantidad de ese importe que está destinando a retribuir a los accionistas de la institución.

Si quieres saber más acerca de este pay-out ratio fundamental en el mundo de las finanzas, en este post de W&K Financial EdTech te contamos qué es, para qué sirve y cómo calcular el pay-out. ¿Te lo vas a perder?

New call-to-action

Qué significa pay-out

La expresión pay-out hace referencia al término anglosajón “pago o salida de dinero”. Entendemos por pay-out al “porcentaje que una compañía destina de los beneficios al reparto de dividendos, es decir, se trata de la parte del beneficio que se reparte en dividendos”. Estos últimos son la parte de la acción que integra la participación en los beneficios de la empresa.

Pero, ¿de qué depende el reparto de estos dividendos? Pues bien, estos dependen sobre todo de la situación en la que se encuentre la compañía en ese momento. Este reparto suele detallarse en términos porcentuales, es decir, el porcentaje de los beneficios que se han repartido a los accionistas.

 

Para qué sirve el pay-out

Cualquier inversor de una compañía tiene en cuenta el concepto de pay-out, ya que este concepto está presente en la toma de decisiones, sobre todo a la hora de determinar si una empresa le transmite cierta confianza o si le resulta estimulante como inversión.

El pay-out es un ratio que determina las ganancias en el corto plazo que se pueden esperar como retorno del capital invertido en una empresa. Algunas cuestiones que debemos tener en cuenta como inversores son las siguientes:

  • El pay-out depende de la situación en la que se encuentre la compañía. Si la empresa está en plena expansión, el reparto de dividendos tenderá a un menor pay-out para así poder llevar a cabo nuevas inversiones. En cambio, está ya en una fase de crecimiento consolidado y el pay-out será más elevado.
  • La institución o empresa reparte los beneficios después de pagar los intereses e impuestos pertinentes.
  • Este ratio influye directamente sobre la cotización de una compañía en Bolsa, a largo plazo, además de su imagen como empresa en el mercado.

 

Cómo se calculan los dividendos de una empresa

Ahora que ya conocemos qué es el pay-out y para qué sirve, es importante tener claro cómo podemos calcularlo. Para ello debemos llevar a cabo la siguiente fórmula, relacionada con el pago de dividendos de la empresa:

El pay-out de una compañia, ¿que es? 1

Como podemos ver en la fórmula anterior, para poder calcular este ratio tenemos que dividir el dividendo que se ha repartido entre el beneficio neto. Gracias a esta fórmula podremos obtener la parte proporcional de la cantidad que se destinará a remunerar a los accionistas de la empresa.

Veamos un ejemplo de cómo calcular este dividendo: imaginemos que una compañía ha obtenido 20 millones de euros de beneficio y de esa cantidad destina 5 millones a pagar a sus accionistas. Con estos datos, la fórmula sería la siguiente:

El pay-out de una compañia, ¿que es? 2

Entendemos que el pay-out de esta compañía es del 25%. Sin embargo, ¿esto qué significa? ¿Es este pay-out alto o bajo? Podemos obtener dos tipos de pay-out y cada uno de ellos se interpreta de forma diferente:

Efectos de un payout bajo

No nos equivoquemos, un pay-out bajo no tiene por qué ser malo. Cuando este ratio es bajo, significa que la compañía puede reinvertir sus dividendos con el objetivo de capitalizar y así conseguir una solvencia económica más elevada. El sector de la construcción es un ejemplo de pay-out bajo.

Además, con este tipo de pay-out, la compañía tendrá un desarrollo lento y estable en el tiempo, incluso podrá obtener una alta valoración en lo que respecta a su cotización a largo plazo.

Efectos de un payout alto

En este caso, un ratio alto produce un efecto de atracción entre los inversores, ya que su política de reparto de dividendos es más elevada en cuanto a rentabilidad y frecuencia. Un ejemplo de pay-out alto es el mercado eléctrico o la banca.

Gracias a este tipo de pay-out, la compañía tendrá un desarrollo más rápido debido a una captación de financiación para amortizar su deuda y mejorar la estructura dentro de los flujos de caja, por ejemplo.

Una vez que ya conoces en qué consiste el pay-out de una empresa, desde W&K Financial EdTech queremos ofrecerte la posibilidad de acreditarte como asesor financiero en línea con la directiva MiFID II y las directrices ESMA. Marca la diferencia con nuestra Acreditación Technical Financial Advisor (TFA).

Si tienes cualquier consulta o necesitas hablar con alguno de nuestros profesionales, no dudes en contactar con nosotros. ¡Te resolveremos todas las dudas!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on xing
Share on telegram

Añadir dirección

España

Inicia sesión en tu cuenta