¿Qué es la TIR y cómo se calcula?

¿Qué es la TIR y cómo se calcula?

La TIR, también conocida como Tasa Interna de Retorno, se utiliza para calcular y determinar la viabilidad cuando nos tenemos que hacer frente a cualquier tipo de inversión.

Los métodos dinámicos son los que “tienen en cuenta el hecho de que los capitales tienen distintos valores en los distintos momentos del tiempo”. Uno de estos métodos es la tasa TIR, que se caracteriza por ser una de las herramientas que nos va a permitir valorar la inversión que realizamos y conocer si esta es viable o no.

Desde W&K Financial Education, HUB digital de contenidos financieros, te contamos en este post todo lo que debes saber sobre el concepto de TIR, cómo se calcula y su interpretación en finanzas. ¡No te lo puedes perder!

 

Acreditación TFA MiFID II

 

Qué es la Tasa Interna de Retorno

Como hemos mencionado anteriormente, la Tasa Interna de Retorno (TIR) es la tasa de rentabilidad o interés que nos ofrece una inversión, es decir, el porcentaje de pérdidas o beneficios que supondrá cualquier inversión que llevemos a cabo.

Además, podemos definir la TIR como la tasa de interés compuesto a la que permanecen invertidos los capitales no retraídos de un proyecto de inversión. La TIR es una herramienta utilizada en la toma de decisiones de inversión con el fin de comparar la factibilidad de distintas opciones de inversión. Este método es la máxima tasa de descuento que puede tener un proyecto para que sea rentable.

A su vez, está vinculada al Valor Actualizado Neto (VAN), ya que ambas herramientas utilizan la misma fórmula. Sin embargo, el VAN toma como punto de partida los flujos de caja futuros que un proyecto de inversión puede generar.

 

Cómo calcular la TIR de una inversión

Si realizamos una gran inversión con una TIR baja, esta puede tener un VAN superior a un proyecto con una inversión pequeña con una TIR elevada. La Tasa Interna de Retorno es el punto en el cual el VAN es cero y su fórmula es la siguiente:

fórmula 2 tasa interna de retorno_wkfinancialeducationAnalizando la fórmula, F se corresponde con los beneficios generados tras una inversión y t con el año en el que se van a ir obteniendo dichos beneficios. Por otro lado, I0 hace referencia a la inversión que realizamos en el momento inicial.

El cálculo de la TIR y el VAN se realiza mediante aproximaciones sucesivas, por lo que te aconsejamos utilizar una calculadora financiera o un programa informático como Excel, por ejemplo.

Veamos un ejemplo de cómo podemos calcular la Tasa Interna de Retorno de una inversión: imagina que nuestra empresa invierte en un proyecto 5.000 € y tras realizar dicha inversión obtenemos un beneficio de 2.000 € durante el primer año y de 4.000 € en el segundo.

En definitiva, la compañía tendrá tres flujos de caja, el inicial de 5.000 € y dos más de 2.000 € y 4.000 €. Por lo tanto, la ecuación es de segundo grado. Siguiendo la dinámica de la fórmula de la TIR, para calcularla, lo primero que tenemos que hacer es igualar a cero el VAN:

fórmula tasa interna de retorno_wkfinancialeducation

La TIR es la incógnita que hay que calcular y resolver. Por lo tanto, la Tasa Interna de Retorno es igual a 0,12, es decir, nuestra inversión tendrá una rentabilidad del 12%.

Cómo hemos visto en este ejemplo de la Tasa Interna de Retorno, y al tener únicamente tres flujos de caja, el cálculo es bastante sencillo. No obstante, conforme vayamos incluyendo datos el cálculo será más complicado.

Al interpretar la Tasa Interna de Retorno en un gráfico, el eje de ordenadas (y) señala el VAN, mientras que el eje de abscisas (x) indica la Tasa de descuento. En este caso, la TIR es el punto donde se cruzan ambos ejes en el gráfico y que también señalan cuando el VAN es igual a cero.

gráfico tasa interna de retorno_wkfinancialeducation

 

Cómo interpretar la TIR en finanzas

Para el cálculo del Valor Actualizado Neto (VAN), la tasa de descuento de flujos para su cálculo es k, por lo que tendremos los siguientes criterios de selección e interpretación:

  • Si la TIR es igual al VAN (k). En este caso concreto, la situación es similar al que se produce cuando el VAN es cero, por lo que se podría realizar una inversión siempre y cuando la posición a nivel competitivo de la compañía mejore con el tiempo y no existan otras opciones mejores.
  • Si la TIR es superior al VAN (k). El proyecto de inversión es aceptado, ya que la TIR va a ser más elevada que la tasa mínima que demanda la inversión.
  • Si la TIR es inferior al VAN (k). El proyecto de inversión es recomendable rechazarlo, porque la rentabilidad mínima no está siendo alcanzada.

Ahora que ya conoces qué es la TIR y cómo calcularla gracias a lo que te hemos contado en este post, en W&K Financial Education te damos la posibilidad de acceder a nuestro contenido actualizado para asesores financieros que quieren ejercer su profesión y necesitan recertificarse para poder seguir ejerciendo a través de nuestra Acreditación Technical Advisor (TFA). Aquí encontrarás un temario 100% avalado por la CNMV y MiFID II.

¿Te ha resultado útil este post?

Añadir dirección

España

Inicia sesión en tu cuenta