¿Cuál es la teoría del valor del trabajo de Adam Smith?

¿Conoces la teoría del valor del trabajo? Su creador, Adam Smith, es uno de los economistas más reconocidos de la historia y está considerado como el padre de la economía moderna. En sus hipótesis económicas mezcla filosofía, historia, psicología, ética y desarrollo económico. Sin duda, se trata de uno de los mayores exponentes de la denominada teoría clásica de la economía.

La teoría del valor del trabajo de Adam Smith

En su teoría del valor del trabajo, Smith distingue entre el valor de cambio y el valor de uso. El primero es el precio pagado en el mercado por un bien. Según el economista, este depende de la cantidad de trabajo empleado para producir la mercancía. El segundo procede del hecho de que el producto cubre una necesidad (por ejemplo, la comida permite saciar el hambre).

Imagina el siguiente caso. Si Juan invierte 30 horas en fabricar una mesa y, en ese mismo tiempo, Antonio produce 4 sillas, Juan entregará su mesa a Antonio a cambio de sus 4 sillas. Esta es la conocida ley del valor-trabajo.

Sin embargo, Smith especifica que lo anterior únicamente funciona en una sociedad poco evolucionada.

La teoría de los costes de producción

En un mundo capitalista, el consumidor desconoce los tiempos requeridos en cada proceso de producción. Por lo tanto, el valor de cambio no está determinado por el trabajo incluido, sino que surge de la suma de las ganancias del capitalista, las remuneraciones y las rentas del latifundista.

Llegados a este punto, Smith explicaba la existencia de tres grupos en la sociedad, cada uno propietario de un factor de producción:

– Capitalistas. Propietarios del dinero en busca de producir beneficios.

– Terratenientes. Dueños del terreno y quienes cobran un alquiler por la utilización de su suelo.

– Trabajadores. Propietarios de la fuerza de trabajo a cambio de un sueldo o salario.

El precio natural de la mercancía se determinará por la suma de las ganancias, las rentas y las remuneraciones. De este modo, el precio de mercado dependerá de la ley de la oferta y la demanda. Si el número de productos fabricados no es suficiente para abastecer a la totalidad de los consumidores, el precio será mayor respecto al natural. Y si la demanda es similar a la ofertada, ambos precios coincidirán.

La “mano invisible” es una de las ideas centrales del trabajo de A.Smith,  que ordena las actividades en el mercado, pero asegura que nadie puede estar guiado por motivos de rentabilidad pura. Smith está convencido de que para el correcto funcionamiento de una economía de mercado se deben regular sus equivalencias. Por eso defiende las ideas de la Economía Política que buscan asegurar al Estado los ingresos suficientes para proveer los servicios públicos como la educación gratuita y el alivio a la pobreza.

Adam Smith, el padre de la economía moderna

Gracias a la teoría del valor del trabajo, Adam Smith se convirtió en la piedra angular del desarrollo y la riqueza de occidente. Muchos definen esta teoría como la referencia del liberalismo económico; el capitalismo. Aunque en un principio no tuvo gran acogida, con el paso de los años acabo extendiéndose por todo el mundo y fue reconocida con todo tipo de honores. Supuso un antes y un después, ya que se convirtió en la pieza clave de la evolución de la economía clásica a la moderna.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on xing
Share on telegram