Influencia de los modelos económicos sostenibles en Europa

Las estructuras sociales y económicas están en pleno cambio. En Europa se está apostando ya por los modelos económicos sostenibles, una forma de entender la economía desde otro prisma y que implica conseguir un desarrollo en condiciones de igualdad para todos los europeos y que además sea respetuoso con el medio ambiente.

Tiempos de cambio exigen una nueva economía

Recientemente el Comité Económico y Social Europeo (CESE) ha publicado su Dictamen sobre la transición hacia un futuro más sostenible en Europa: una estrategia para 2050.

El documento aborda la realidad a la que se enfrenta el mundo en general. Nos aproximamos hacia un agotamiento de los recursos naturales, mientras crecen las desigualdades sociales y la pérdida de confianza de los ciudadanos en los políticos y en la propia Unión Europea es cada vez mayor.

Este tipo iniciativas suponen “la oportunidad de asumir el liderazgo de modelos económicos innovadores que hacen indisociables los conceptos de prosperidad económica, protección social y sostenibilidad medioambiental y que definen una ‘marca Europa’”.

Todo esto ha creado un entorno en el que, como ya te habrás dado cuenta, las viejas estructuras de la economía europea parecen haberse quedado un tanto obsoletas. Sin embargo, han surgido formas de entender el ámbito económico desde un punto de vista más sostenible y más social.

En los últimos años los movimientos de economía circular, economía colaborativa, la economía del bien común y las finanzas responsables han ido ganando peso.

Estos modelos están transformando las relaciones entre productores, distribuidores y consumidores. Permiten crear valor mediante nuevas formas de consumo e intercambio de bienes y servicios, pero también afloran conflictos, en especial relacionados con los derechos laborales o la competencia fiscal desleal. Por ello, explican, es necesario mantener un espíritu crítico en relación a sus objetivos y repercusión real.

¿Cómo influyen los nuevos modelos económicos en el desarrollo europeo?

El Dictamen al que hemos hecho referencia con anterioridad destaca que los cambios que se están produciendo pueden ser tomados como una oportunidad por la Unión Europea.

El objetivo es que este bloque asuma una posición de liderazgo en el desarrollo e implantación de nuevos modelos económicos más innovadores y sostenibles. Actuando como ejemplo para el resto del mundo.

Sería algo así como crear una «marca Europa» asociada a un escenario económico que garantice la sostenibilidad del medio ambiente, el uso de recursos finitos la protección social o la exclusión social y también la prosperidad económica.

¿Qué medidas se podrían adoptar?

El propio CESE incluye en la Directiva algunas medidas que deberían ponerse en marcha para conseguir los objetivos de una economía más sostenible. Recomendando combinar diferentes tipos de políticas para un resultado más efectivo.

Las seis políticas básicas son las siguientes:

– Innovación: apostando por una producción más sostenible.

– Regulación o Gobernanza: crear un marco regulador que ayude a los Estados miembros a conseguir los objetivos fijados.

– Política social: creando sistemas que ayuden a los trabajadores cuyos empleos se vayan quedando obsoletos y necesiten reciclarse.

– Acceso abierto: aprovechar la digitalización para desarrollar una economía más verde y justa.

– Educación: apostando por la formación en tecnología digital.

– Investigación: para analizar el impacto futuro de las medidas puestas en marcha.

El CESE se ha encargado de crear el esqueleto de lo que será la nueva economía europea, ahora le corresponde a la Comisión ir elaborando estrategias que permitan integrar los modelos económicos sostenibles en la Unión Europea.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on xing
Share on telegram